Aero Latam Brasil

Brasil autoriza a empresas de taxis aéreos a vender asientos individuales

Por João Paulo Moralez

 

La medida podría calentar el sector que también se vio muy afectado por la pandemia de COVID-19.

 

Hasta hace poco, las compañías de taxis aéreos en Brasil no podían vender asientos individuales como aerolíneas regulares. Sin embargo, el 7 de agosto, la Agencia Nacional de Aviación Civil autorizó a las empresas del sector a realizar, por un período de dos años, el transporte de pasajeros y carga de forma individual, válido para aviones de hasta 19 plazas.

La medida ayudará a impulsar este mercado que a menudo regresa con asientos vacíos después de un vuelo fletado.

Lo que vemos es un nuevo nicho de negocio para las empresas de taxis aéreos y una gran noticia para los pasajeros, porque en el caso de los tramos vacíos, cuando la aeronave ya estaría vacía, para volver a la base, por ejemplo, los asientos pueden quedar bastante ventajosos en términos de precio”, dijo Flavio Pires, Director General de la Asociación Brasileña de Aviación General (ABAG).

 

 

Según Pires, la principal ventaja es la conectividad. La aviación general puede llegar a más de 3.300 aeródromos en todo Brasil, mientras que la aviación comercial sirve a poco más de 100 ciudades. La otra ventaja es, en tiempos de aislamiento, evitar aglomeraciones en los aeropuertos, con salidas en hangares menos concurridos. El equipaje también se envía con el pasajero y no es necesario que lo manipule un tercero.

Actualmente, hay 122 empresas certificadas para brindar servicios de taxi aéreo en Brasil. En total, el país tiene 5.570 municipios, pero la red de aviación comercial cubría poco más de 140 destinos antes de la pandemia. Hoy, además de una drástica reducción en las frecuencias, solo se sirven 80 ubicaciones.

La medida también podría reavivar otros mercados, como el de mantenimiento, también afectados por la pandemia.

 

 

“Es bueno para el mercado aeronáutico y excelente para desarrollar nuevos usuarios de este modo de transporte. A largo plazo, vemos que la aviación general ayudará a conectar Brasil y alimentará las rutas que ofrece la aviación comercial, por ejemplo, a destinos internacionales y otros destinos convencionales, ya servidos. Es un modelo que funciona en todo el mundo. Aviones pequeños que ofrecen rutas complementarias, que alimentan a otros vuelos con pasajeros”, dijo Pires.

La creación de las nuevas reglas se originó por una demanda de ABAG, que en alianza con la Confederación Nacional de Transporte (CNT) y la Unión Nacional de Empresas de Taxi Aéreo (SNETA) creó el Movimiento de Conectividad Aérea en Brasil, para restaurar parte de la capacidad del sistema de transporte aéreo público perdida durante la pandemia. El resultado práctico de esto fue el lanzamiento de una aplicación móvil y plataforma web que ahora permite el fletamento de aeronaves en el modelo convencional y que también permitirá la comercialización de asientos en aviones de taxi aéreo bajo la nueva normativa. Esto significa más posibilidades de negocio para las empresas y más vuelos para los pasajeros.

 

Newsletter