Aero Latam Argentina Brasil Chile Colombia

La guerra que nadie esperaba, ¿cómo son las batallas contra la pandemia?

Por Florencia Lucero Heguy

Desde que comenzó la pandemia, varios países de Latinoamérica se encuentran realizando vuelos de repatriación, traslado de enfermos, materiales, entre otros, con el objetivo de ayudar a las necesidades de la población.

 

Este momento único en la historia del mundo, como es la pandemia que estamos atravesando, tiene en vilo a personas que, de distintas nacionalidades, estuvieron y están fuera de sus casas. Cada país se encuentra repatriando a sus ciudadanos según protocolos de seguridad, acordes a cada caso. Las Fuerzas Armadas no son ajenas a estas circunstancias, ya que están trabajando activamente para llevar a cabo esta situación tan particular, engorrosa, llena de incertidumbre, temor y angustia.

El complicado regreso a casa incluye travesías frente al cierre de fronteras en todo el mundo, suspensión de vuelos, bloqueo de rutas, la caótica reorganización de las aerolíneas y la imposibilidad de algunos cruceros para atracar, entre otras.

 

 

Muchos países de Latinoamérica tuvieron la capacidad de adelantarse a los terribles hechos y comenzaron a echar manos a la obra, aunando esfuerzos para salir adelante y combatir, mano a mano, al Coronavirus.

México y Uruguay fueron los pioneros en Latinoamérica en repatriar a sus ciudadanos en la ciudad de Wuhan, China. El Gobierno de Uruguay recurrió a Francia para facilitar la evacuación de sus dos ciudadanos en la ciudad china.

Durante el mes de marzo, Uruguay también llevó a cabo un vuelo a Perú con el objetivo de ayudar a los uruguayos que quedaron varados allí tras el cierre de fronteras decretado como medida preventiva para evitar el contagio de Covid-19. Uno fue de la empresa Amaszonas, que salió en misión como avión del Estado uruguayo para organizar el retorno de casi 90 compatriotas que estaban en Cuzco y, otro fue un Embraer Brasilia de la Fuerza Aérea Uruguaya para repatriar a 34 compatriotas que estaban en Lima. A la vez, 65 ciudadanos peruanos que se encontraban en Uruguay fueron trasladados en esos dos vuelos hacia su país. Desde que comenzó la cuarentena, ya se realizaron una gran cantidad de vuelos de repatriación a lugares como Lima, Buenos Aires, Quito, San Pablo, Bogotá, Santiago de Chile y Guyana Francesa con los aviones Embraer 120, C-130 Hercules y CASA C-212 de la Fuerza Aérea Uruguaya.

 

 

El proceso de repatriación de México comenzó el 23 de enero con el regreso de tres mexicanos que se encontraban en Wuhan y continúa hasta la fecha. Dos aviones de la Fuerza Aérea Mexicana buscaron a 280 mexicanos en Buenos Aires, otro lo hizo con 130 desde La Habana, 400 mexicanos consiguieron volver desde Perú y 140 más abordaron un vuelo de repatriación desde Londres, entre otras operaciones. Cabe destacar que, México, Chile, Argentina y Uruguay llevaron a cabo un operativo humanitario conjunto de repatriación recíproca que benefició a 386 ciudadanos de los cuatro países. Como resultado del mismo se logró repatriar a 160 mexicanos afectados por las restricciones de movilidad en los tres países y a 65 chilenos que permanecían en Argentina, así como a 123 argentinos y 38 nacionales uruguayos varados en México.

 

Las primeras operaciones que se realizaron en Argentina, cuando comenzó la cuarentena, fueron las misiones de reconocimiento sobre las principales ciudades, para ayudar a las fuerzas de seguridad a verificar cómo la población iba cumpliendo las restricciones. De esta manera, los helicópteros Bell 412 de la Fuerza Aérea, los Bell Huey 2, Aerospatiale Lamas y Bell 206 del Ejército comenzaron a realizar misiones diarias en Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Comodoro Rivadavia, Posadas, Salta y otras ciudades. En Buenos Aires, el Batallón de Helicópteros de Asalto 601 es la unidad principal utilizada para la tarea con sus Huey 2, en las actividades sobre la ciudad se les unieron los Agusta AB-206, que están en servicio con el Escuadrón de Aviación de Exploración y Ataque 602.

Otras actividades de la Aviación del Ejército incluyen evacuación médica, enlace y transporte con el Batallón de Aviación de Apoyo de Combate 601, también en Campo de Mayo, equipado con Casa 212-100, DHC-6-200 y – 300 Twin Otter, Cessna 500 Citation I, Cessna Citation Bravo 550 y Cessna 208B Grand Caravan EX.

Por otro lado, la Fuerza Aérea Argentina realizó en abril una docena de vuelos a Perú y dos a Ecuador con aviones C-130 Hercules, para repatriar argentinos varados allí, los cuales continuaron en mayo. Asimismo, se hizo un vuelo humanitario con el Fokker F28 matrícula TC-52 de la Fuerza Aérea Argentina en donde regresaron 54 personas varadas en San Pablo, Brasil. La operación se concretó gracias al trabajo conjunto del Ministerio de Defensa, su par de Salud y la Cancillería Argentina, en el marco del trabajo que viene llevando adelante el Estado Nacional ante la pandemia del Covid-19.

Cabe destacar que, dentro del territorio argentino se realizaron vuelos con Fokker F28, Saab 340 y Hercules de la Fuerza Aérea para trasladar materiales de bioseguridad y protección y con Texan II, Mentor, Cessna 182 y Piper Cherokee para llevar muestras de los casos sospechosos de Covid-19. Además, se están realizando misiones de reconocimiento y transporte, llevando suministros médicos y personal a ciudades aisladas.

 

 

Chile, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, gestionó la realización de vuelos desde Sydney, Río de Janeiro, Punta Cana y Miami, entre otros, con el objetivo de repatriar a sus ciudadanos varados en el mundo.

La Fuerza Aérea realizó evacuaciones aeromédicas, destacándose la de dos pacientes críticos desde Rapa Nui, Isla de Pascua, quienes fueron diagnosticados con neumonía y requirieron de un complejo sistema de aislamiento y soporte vital avanzado, con un monitoreo constante entregado por el Equipo de Aeroevacuaciones Médicas de la División de Sanidad Institucional.

Un avión DHC-6 Twin Otter de dotación de la III Brigada Aérea de la FACH realizó la evacuación desde Chaitén de un hombre que dio Covid-19 positivo, en un operativo en dónde también participaron especialistas del SAMU, brindando el soporte de vida al paciente para evacuarlo de manera segura.

Además, la FACH traslada vacunas contra la influenza en varios puntos de Chile, así como también utiliza sus aviones para transportar carga sanitaria, insumos hospitalarios y equipamiento de apoyo.

Además, en una operación que insumió 76 horas el Boeing 767-300ER del Grupo Nº10 de la FACH voló a China entre el 28 de abril y el 1º de mayo, para llevar a su país 117 ventiladores mecánicos.

 

En el caso de Brasil, el apoyo aéreo logístico es una de las muchas acciones llevadas a cabo por el Ministerio de Defensa. El personal militar de las Fuerzas Armadas participa en campañas de sensibilización, vacunación y descontaminación de lugares públicos. Asimismo, el ejército trabaja apoyando a las agencias de salud estableciendo estaciones de detección, inspección de la entrada y salida de pasajeros en fronteras, aeropuertos y puertos; además de las inspecciones navales en todo el territorio nacional.

La Fuerza Aérea Brasileña (FAB) trasladó aeronaves desde diferentes lugares del país, a las Bases Aéreas de Brasilia, Galeão y Santa Cruz (las últimas dos en Río de Janeiro), con el objetivo de promover la expansión de la capacidad de respuesta rápida para las demandas que pide el Ministerio de Defensa en acciones logísticas para enfrentar el Coronavirus. En total, se activaron cinco C-95 Bandeirante, cinco C-98 Caravan y dos C-105 Amazonas. Además, la movilización también incluye aviones orgánicos de cada base, incluidos los C-130 Hercules, Embraer C-99 y C-97 Brasilia. También se puso a disposición para la operación un avión VC-99, perteneciente al Grupo de Transporte Especial (GTE), que fue adaptado para transportar cuatro mil kilogramos de carga.

La Operación COVID-19 es una acción interministerial, coordinada por el Comando de Operaciones Aeroespaciales (COMAE) en el Centro de Operaciones Conjuntas del Ministerio de Defensa, en apoyo del Ministerio de Salud. Entre otra de las acciones, un C-130 Hercules del Primer Escuadrón del Primer Grupo de Transporte (1º/1º GT) – Escuadrón Gordo, llevó a cabo el Transporte Aéreo Logístico de material de salud y otros artículos, desde el Ala 11 – Base Aérea de Galeão, en Río de Janeiro, hasta el Ala 8 – Base Aérea de Manaus, en Amazonas. Además, otro C-130 del 1º/1º GT brindó apoyo para el transporte de 9.6 toneladas de alcohol en gel y Equipo de Protección Personal (PPE) de Guarulhos (SP) a Recife (PE).

El 5 de febrero, dos Embraer 190 VC-2 utilizados para el transporte presidencial fueron enviados a Wuhan con un equipo médico y de protección química, biológica, radiológica y nuclear a bordo, repatriando 34 brasileños.

El 25 de marzo, dos aviones C-130 también despegaron de Río de Janeiro (RJ) y Belém (PA) en una misión para rescatar a ciudadanos brasileños que se encontraban en la ciudad de Cuzco, Perú, a quienes se les impedía regresar a Brasil debido al cierre de fronteras.

 

 

El 28 de febrero Colombia repatrió a 35 ciudadanos que se encontraban encerrados en Wuhan, la cuna del coronavirus. Esto se logró gracias a un avión de la Fuerza Aérea Colombiana que viajó a Corea del Sur y desde ahí pudo ingresar a China. Además, un vuelo bajo la coordinación de la Cancillería y la Embajada de Colombia en Egipto trasladó a 59 colombianos que se encontraban en El Cairo. En el caso de los 150 colombianos varados en Perú, un vuelo comercial fue quien los condujo a su país.

Por su parte, 50 colombianos que se encontraban en República Dominicana regresaron a Colombia, en un trabajo en conjunto entre ambos gobiernos, en donde también se pudieron repatriar 20 dominicanos.

La Fuerza Aérea Colombiana además adaptó Airbus C-295 para poder realizar traslados de hasta dos pacientes que se encuentren en sitios alejados de su país. Al avión se le introdujeron dos cápsulas herméticas que tienen equipos de monitoreo, médicos y enfermeros de aviación que los acompañarán durante todo el vuelo. De esta manera, el paciente ingresa en la cápsula en el hospital, desde donde lo llevan hacia el avión, que tiene la parte de atrás aislada totalmente con un plástico especial, en donde va la cápsula con el paciente acompañado por el personal médico, para que la tripulación no tenga contacto con el paciente. Hasta el momento fueron atendidos pacientes provenientes de las localidades de Puerto Carreño y Leticia.

 

 

En el caso de Perú, aproximadamente 400 ciudadanos fueron trasladados desde vuelos provenientes de Estados Unidos, Holanda y Francia. Por otro lado, un avión L-100-20 Hercules de la FAP llevó a las ciudades de Chiclayo y Piura una importante carga del Seguro Social de Salud del Perú que contenían materiales de protección personal, como mascarillas, guantes, mandiles y calzados descartables para combatir el virus. Cabe destacar que en el Destacamento Aéreo de Tumbes se continúan realizando trabajos en conjunto que contribuyen a prevenir la expansión del Coronavirus, como el control de vuelos militares que trasladan personas y materiales de apoyo.

Además, durante el mes de abril, fueron repatriados peruanos que habían quedado retenidos en Brasil. Hasta el momento llegaron a sus casas unos 6600 de los 18 mil que habían solicitado la repatriación en el extranjero.

 

La Fuerza Aérea Paraguaya traslada a sus ciudadanos uniendo a las localidades que se necesitan. El Servicio de Transporte Aéreo Militar continúa llegando a los puntos más alejados de la geografía nacional cumpliendo con los protocolos sanitarios vigentes y tomando todas las medidas preventivas ante la situación de emergencia sanitaria. Actualmente, se mantiene el itinerario normal aterrizando en las ciudades de Concepción, Vallemi, Fuerte Olimpo y Bahía Negra.

Este tremendo virus hizo que, por una vez en la historia de la humanidad, estemos todos juntos unidos por una misma causa. Desgraciadamente es un hecho negativo, aunque permitió la llegada de la ayuda humanitaria de militares, médicos y enfermeros que, con coraje y valentía, se encuentran participando de un combate real que nunca pensaron que iba a llegar. ¿Están ganando la guerra? Por ahora sólo son batallas contra un enemigo que no es un país, un enemigo mortal que azota a toda la humanidad.

 

 

Newsletter