Aero Latam Colombia

“La única aeronave que tiene viabilidad económica”

Así describe Joaquín Sanclemente Bedoya al Douglas DC-3 para la región oriental y amazónica de Colombia.

 

Por Florencia Lucero Heguy

 

Joaquín Sanclemente Bedoya fue Director de Operaciones de Air Colombia, empresa que cesó sus operaciones a fines de 2019, luego de décadas volando el venerable Douglas DC-3. Debido a sus grandes conocimientos sobre el Douglas DC-3 brindó un panorama sobre la importancia de este avión para las regiones olvidadas de Colombia.

 

¿Cuál es la importancia que tiene el DC-3 en la región?

Las aeronaves Douglas DC-3 son imprescindibles en la región oriental y amazónica de nuestro país porque son el único medio disponible para llevar cargas de todo tipo, en especial las voluminosas y pesadas. Esto se debe, además, a que en cualquier otro tipo de aviones se hace físicamente imposible albergar cargas de esta magnitud, debido a que no tienen la capacidad volumétrica. Es importante destacar que en gran parte de las poblaciones indígenas cuentan con internados construidos por materiales llevados a bordo de estas aeronaves, también muchas de las comodidades como plantas de energía eléctrica, plantas solares, sistemas de alcantarillado, plantas de tratamiento de aguas y muchos otros utensilios como colchones, televisores de gran tamaño, neveras, lavadoras y muebles en general. Además, ninguna otra aeronave tiene la autonomía para volar a las distancias en las que se encuentran poblaciones como Taraira en el Vaupés, San Felipe en el Guainia y muchas otras en los departamentos del Guaviare y en la Amazonia como Caruru y Pacoa. Éstas son pistas en grama, sin pavimento y bastante blandas, lo que hace necesario realizar la operación en el DC-3 porque es el único que puede operar en este tipo de pistas; sobre todo en la época de invierno cuando se encuentran bastante blandas.

 

¿Por qué es tan indispensable?

Como lo mencionaba anteriormente la única aeronave que tiene viabilidad económica para realizar este tipo de operación es el Douglas DC-3, aunque en la actualidad se vienen presentando, de forma repetitiva, desperfectos en las plantas motrices, que son motores recíprocos (a pistón). Internamente tienen muchas piezas que, con el uso, presentan desgaste y tienen tendencia a fallos, a diferencia de las modernas plantas motrices turboprop que, con principios mecánicos de funcionamiento más básicos dan una confiabilidad muy superior para la operación.

 

 

¿Por qué sigue siendo casi la única opción?

En la actualidad, estamos llegando a Marte con sondas espaciales, pero hasta el día de hoy ninguna fábrica constructora de aeronaves ha diseñado y fabricado una aeronave capaz de reemplazar el Douglas DC-3, su único reemplazo es un DC-3 turbohélice.

 

¿Qué tipo de aeronaves podrían funcionar en esas regiones del país y como podría hacerse rentable?

No existe ninguna alternativa apropiada para reemplazar las aeronaves Douglas DC-3.

En la actualidad se está tratando de cubrir el faltante generado por la disminución de las operaciones de los Douglas DC-3 con algunas que son monomotores y bimotores de diferentes tipos, pero los costos de operación son bastante altos y hacen inviable, comercialmente hablando, esta operación.

 

 

¿Crees que el gobierno tiene que intervenir en este tipo de decisiones?

A mi criterio el gobierno nacional debe hacer frente a esta problemática porque más de media Colombia está quedando desabastecida de alimentos, de todas las materias primas y artículos de primera necesidad que requieren los habitantes de toda esta Colombia alejada y olvidada. Así como se adelantan procesos de chatarrización en el parque automotor, es posible emprender un plan de choque para modificar las aeronaves Douglas DC-3 que operan en la actualidad a la versión turbohélice a través de alivios económicos como eliminación de aranceles, créditos blandos y préstamos con bajos intereses a los empresarios que estén dispuestos a modificar sus aeronaves para seguir prestando este vital servicio.

 

 

¿Por qué dejo de volar Air Colombia? ¿Hay perspectivas a futuro?

Air Colombia dejó de prestar sus servicios a partir del mes de septiembre de 2019 porque comenzó a ser inviable comercialmente debido varios factores. El más importante fue el elevado precio del dólar americano, que es la moneda en que se compran todos los repuestos. En Colombia se cobra en pesos colombianos el servicio prestado por nuestros aviones, lo cual presenta una diferencia abismal y no permite que la empresa pueda continuar siendo rentable. De esta forma, es imposible que la empresa vuelva a reanudar sus operaciones, a no ser que el gobierno tome las medidas necesarias y cree los mecanismos de alivio económico para que la conversión de las aeronaves sea posible y, así, reanudar en condiciones seguras y viables comercialmente.

 

 

Newsletter