Aero Latam

Mayair, la empresa que lidera el sureste mexicano

Desde Aero-Latam hablamos con su presidente, Pablo González Ulloa, quien nos contó cómo vuelven, cuáles son las medidas que están tomando y por qué el Dornier 228 es un avión fundamental para su mercado.

 

Por Florencia Lucero Heguy

 

Mayair fue fundada en 1994 como una compañía de vuelos chárter. En el año 2009 se había posicionado como el puente aéreo Cancún-Cozumel, con seis vuelos diarios en las aeronaves Dornier 228 que tienen capacidad para 19 pasajeros. Allí fue cuando la empresa empezó a trabajar en forma conjunta con Grupo Lomas Travel, una administradora de destino interesada en brindar las mejores experiencias a quienes visitan Cancún y la Riviera Maya desde 1981.

La flota de la empresa está compuesta por cuatro aeronaves Dornier 228, tres Fokker 50, un Cessna 206 y un 402. Actualmente, sus rutas son Cancún-Cozumel y Cancún-Mérida diariamente y de lunes a sábados Villahermosa-Mérida y Cancún-Chetumal.

Para este año, estaba prevista la apertura de las rutas Villahermosa-Salina Cruz, Villahermosa-Veracruz, Veracruz-Poza Rica, Villahermosa-Tuxtla Gutiérrez, Toluca- Acapulco, Toluca-Bajío, Toluca-Morelia, Bajío-Monterrey y Morelia-Guadalajara.

La línea aérea, presidida por Pablo González Ulloa, es la más importante de Quintana Roo y la que lidera los vuelos del sureste mexicano. “Con el Dornier hacemos rutas cortas, de una hora de duración en promedio y el puente aéreo Cancún-Cozumel, tres veces al día en cada sentido”, contó el directivo de la empresa y agregó que también “se hacen vuelos chárter partiendo, por lo general, de Cancún a destinos como Chichen-Itza y Palenque”. González Ulloa afirmó que el Dornier es “una máquina resistente, confiable, cómoda para los pasajeros y con un costo de operación accesible”. Asimismo, opinó que “la ventaja principal que tiene el Dornier 228 es el tamaño, lo que nos permite operar desde la terminal de Aviación General del Aeropuerto Internacional de Cancún, que es mucho muy cómoda y accesible para nuestros pasajeros”.

 

Tiempos de Covid-19

“Decidimos suspender operaciones de vuelos comerciales el 20 de marzo, en razón del desembarco en Cozumel de cientos de pasajeros de dos cruceros, infectados con Covid- 19”, contó González Ulloa y añadió: “siendo tan pequeña nuestra operación y tan específico nuestro nicho de mercado, consideramos todas las opciones posibles y nuestra decisión se tomó para proteger a nuestros pasajeros, a nuestras tripulaciones y personal de tierra y no ayudar a expandir la infección”.

Por otro lado, el presidente de Mayair, sostuvo que durante la pandemia “hemos estado en contacto constante con las autoridades locales en los Estados de Yucatán y Quintana Roo. Incluso nos sumamos al programa de Certificación Sanitaria del Gobierno de Yucatán, aún sin estar obligados por ley para el mismo” y explicó que “hemos estado en constante contacto con la Agencia Federal de Aeronáutica Civil, especialmente para mantener vigencias de distintas certificaciones y reglamentos”.

Actualmente, están por retomar los vuelos. “Hemos estado monitoreando la demanda de pasaje en nuestras rutas y aún es muy baja. Sin embargo, se acerca ya a niveles en que es sostenible la operación”, resaltó González Ulloa y explicó: “hemos creado una serie de reglas internas de higiene y limpieza, tanto para nuestro personal, como para las aeronaves e instalaciones. En lo que toca a pasajeros, a cada persona se le entregará un kit de protección que incluye tapabocas y algunos otros artículos de protección personal”.

Por último, González Ulloa, contó: “en general estamos implementando nuevos enfoques del negocio, para tener todos nuestros activos ociosos participando ahora en actividades productivas, con el fin de mitigar la presión de la compañía por subsistir solamente de la venta de boletos”.

Boletín