Aero Latam

México y el desafío de crecer

México necesita políticas más claras y mejorar la infraestructura, entre otras cosas, para lograr la expansión que necesita.

Por Florencia Lucero Heguy

México es un país que necesita crecer más en el mercado aerocomercial interno y es lo que, actualmente, algunas aerolíneas locales están intentando realizar. Las aerolíneas siempre tienen el desafío de ser muy competitivas y rentables al mismo tiempo, lo que implica cuidar mucho los costos. Para lograr crecimiento en el sector, México necesita políticas aeronáuticas claras; es decir mejorar la infraestructura, la seguridad, mantener la supervisión y regulación por parte de las autoridades aeronáuticas.

La industria aérea del país no sólo enfrenta el desafío de tener una mejor infraestructura en los próximos años y contrarrestar el impacto por el precio del combustible, sino que necesita una política aeronáutica.

Aeroméxico fue, con 4,4%, la compañía que menos creció en transportes de pasajeros en 2018 en comparación a sus tres grandes rivales en el país, ya que Viva Aerobus aumentó un 22,1%, Interjet, un 12,1% y Volaris un 10,1%.

Las empresas que trabajan a menor escala, como Magnicharters, Aeromar, Transportes Aéreos Regionales (TAR) y Calafia Airlines, aumentaron sus rutas y servicios a través de aviones chicos y pasajes económicos, compitiendo, de esta manera, con las compañías más grandes.

La aerolínea comercial regional Calafia Airlines que, además tiene escuelas de sobrecargos, pilotos y vuelos de semiemergentes, cuenta con un crecimiento anual del 18% y espera aumentarlo los próximos años. Con una flota de aviones de capacidad chica y media ya que cuenta con un Cessna Caravan de 14 pasajeros y Embraer de Brasilia 30 y ERJ 50 plazas, la compañía llega a la zona Pacífico Norte, lo que es Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Jalisco, Guanajuato y Nuevo León, entre otros.

Aeromar opera un promedio diario de 70 vuelos mediante una flota de dos turbohélices ATR-42 y siete ATR72-600, con capacidad para 48 y 68 pasajeros respectivamente. Este año espera crecer un 23% de tráfico de pasajeros aumentando su red de rutas hasta los 25 destinos, comparado con los 18 que tenía el año pasado.

TAR es una compañía que se enfoca específicamente en el interior del país a través de la expansión de rutas regionales. Tiene presencia en las zonas de Mar de Cortés, Occidente, Centro/Norte, Golfo de México y Mundo Maya, operando con aviones Embraer ERJ145 que tienen una capacidad de 50 asientos. Actualmente, se encuentra en expansión con el objetivo de, además de abrir más rutas, llegar al sudeste de México.

Por su parte, la empresa Mayair, que nació para realizar vuelos chárter, hoy tiene como objetivo posicionarse como conexión a Cozumel y el sudeste mexicano. Su flota está compuesta aviones Cessna 402, Fokker 50 y Dornier 228-212.

Es importante destacar que la aviación comercial mexicana fue promovida por la expansión de aerolíneas de bajo costo como Interjet y Volaris y la aprobación de la asociación Delta-Aeroméxico en 2016, el Acuerdo de Transporte Aéreo Bilateral de los Estados Unidos y México y que el país se encuentra instalado como un centro regional.

Newsletter