Aero Latam Colombia

Servicio Aéreo De Boyacá, nueva propuesta para el centro de Colombia

Entrevistamos al Director de Servicio Aéreo de Boyacá, Juan José Navia, la nueva propuesta de empresa aérea regional, quien nos contó cómo fueron sus comienzos, por qué Boyacá es el lugar elegido y por qué el Dornier 228 se planea que sea parte de su flota.

 

Por Florencia Lucero Heguy

Boyacá es un departamento turístico, industrial y agrícola de Colombia, al que sólo le faltaba que llegue el avión. Curiosamente, los empresarios, turistas y los visitantes se tienen que trasladar en ómnibus, con rutas peligrosas, de montaña, lentas. Fue por estas causas y, algunas más, que Juan José Navia comenzó hace cinco años a soñar con una aerolínea propia para el departamento.

¿Cuándo empezaron?
Comenzamos hace cinco años como un sueño, analizamos el mercado aeronáutico en el centro del país y nos dimos cuenta de que en el centro de Colombia solamente estaba el aeropuerto de Bogotá.

¿Por qué eligieron el departamento de Boyacá?
Boyacá es un departamento sumamente rico en industria porque se produce acero, cemento, carrocerías, ladrillos, una infinidad de productos importantes para el consumo, adicionalmente a eso hay que agregarle que Boyacá se caracteriza por su gastronomía y es muy rico culturalmente. Su producción agrícola hace considerar este departamento de Colombia como la despensa del centro del país, ya que se encuentran los productores de cebolla, tomate y muchas cosas de consumo diario. Cuando vimos todo esto nos preguntamos cómo es posible que este departamento no tenga servicio aéreo. Boyacá tiene siete aeropuertos abandonados.

 

 

¿Entonces?
Llamé a un amigo, que para ese entonces trabajaba en empresa más importante de turismo de Colombia, le conté mi idea y me dijo que era imposible, ya que era mucho dinero para invertir. Al año me llamó a preguntarme como podía llevar para múltiples eventos en el departamento sin pasar por Bogotá, estas convenciones debían transportar más de 500 personas a convenciones a Boyacá y para ello, contratar buses. Fue ahí cuando decidí retomar la idea.

¿Cómo empezaron?
Comenzamos a armar un equipo, a realizar un trabajo de campo mucho más a fondo, a hablar con el gremio turístico, con el gremio empresarial, con los alcaldes, con el gremio departamental de la gobernación para que, finalmente, hace dos años se constituyera nuestra empresa como empresa aeronáutica consolidadora de servicios de Aviación para Boyacá. Es decir, que ya está constituida como empresa Aeronáutica.
Por ahora alquilamos, no tenemos todavía aviones propios, porque Boyacá tiene un problema de infraestructura de aeropuertos, es un departamento que entre los años 50, 60 y parte de los 70 tenía aeropuertos operativos de manera permanente, pero se dejó de invertir, tiene una pistas muy cortas y Boyacá está sobre la el sistema montañoso de Colombia. La elevación y longitud de pista castiga los aviones para poder sacar un máximo peso lo que no hace que sea rentable, las aeronaves de 50 o 30 pasajeros se complican porque hay que sacarlos con la mitad de los pasajeros.

¿Quieren comprar aviones?
Si y, para poder realizar la operación, necesitamos tener en cuenta toda esta serie de inconvenientes antes mencionados. Cuando comenzamos, interrogamos a alrededor de diez fabricantes de aviones, nos sentamos a ver rendimientos, motores, toda la parte de potencia para, finalmente, quedarnos con tres propuestas: una era Ruag Aviation, que produce el Dornier 228, la otra era de Sikorsky, fabricante del PZL M-28 y la otra era de Viking, que es el fabricante actual del Twin Otter. Cuando analizamos todas las propuestas hubo muchos detalles que finalmente hicieron que nos quedáramos con Dornier, porque el avión, al no ser presurizado, toda la potencia de los motores está dedicada al empuje y nos permite salir con mayor comodidad de la pista, como guarda el tren desarrolla más velocidad de aproximación, más velocidad de crucero y nos permite volar desde pistas no preparadas, que es lo que hay en Boyacá, a aeropuertos internacionales donde el avión no está limitada. Nos reunimos con Dornier a puertas cerradas hicimos todo el estudio, vimos toda la versatilidad del avión, vimos cómo va a quedar pintado.

 

¿Cuántos esperan comprar?
Vamos a comprar tres Dornier 228. Estamos viendo la parte de financiación, si sale el leasing para tener los últimos o tener aviones usados repotenciados por parte de Ruag Aviation con instrumentos más nuevos. Ruag ya quedó informada, el avión quedó diseñado y vamos a continuar consolidando las operaciones mediante la Sub contratación y seguir trabajando para tener finalmente una Certificación como empresa Aérea de transporte en Colombia, la meta es llegar a 15 aeronaves.

¿Cuáles serían las ventajas de la empresa?
En Colombia hay muy buenos empresarios que invierten y, para llegar al centro del país, sólo tienen el aeropuerto El Dorado. Servicio Aéreo de Boyacá le daría una alternativa para llegar a Colombia o desde todo el país por sus diferentes aeropuertos internacionales. Por ejemplo, desde Sudamérica pueden llegar a Cali o Rionegro (cerca de Medellín) y puede seguir hasta Paipa (que es nuestra base) y continuar hacia Bogotá. Esto significaría comenzar a notar que nuestros aeropuertos tienen una función muy clara y versátil a la hora de trabajar en el centro del país.

¿Por qué crees que hay mercado?
Creemos que hay mercado para una nueva línea aérea porque en Colombia conocemos tradicionalmente alrededor de 20 pistas como Cartagena, Barranquilla, Bogotá, Medellín, Cali, Cúcuta, Bucaramanga entre otras y hay más de 500 pistas que se utilizan de manera parcial. Hay agricultores que nos han manifestado que quieren llevar sus productos en avión, ya que se les hace muy difícil en las carreteras porque se va perdiendo la vida útil del producto. Esto nos da la tranquilidad de que haciendo las cosas bien, mezclando con lo que necesitan, finalmente se consolida Servicio Aéreo Boyacá como una empresa aeronáutica con miras a iniciar certificación ante la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica civil, con estudios de mercado mucho más consolidado en un área totalmente definida, con una operación completamente definida hacia las capitales de departamentos. Además, dándoles soporte a la Amazonía, Orinoquia, Caribe, Pacifico y Andina en general a las partes alejadas de Colombia donde el transporte aéreo es vital. Dándole una función muy clara, También en el tema de exportaciones de Boyacá volando hacia puertos en la costa atlántica.

¿Cuántas pistas hay en Boyacá?

Tengamos en cuenta que Boyacá Fue en donde se gestó la independencia de cinco naciones, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia. Todo ese corredor es histórico, tiene una gran atracción turística.
En Boyacá son siete pistas. Una es El Espino, es uno de los aeropuertos más atractivos para la operación, al lado del nevado del Cocuy esta es una parte del país muy visitada por turistas de todo el mundo.

Otro aeropuerto muy famoso es Sogamoso inaugurado múltiples veces pero nunca se ha usado comercialmente de manera frecuente, esta cuidad famosa por su industria del acero, y muchas más industrias que se encuentran allí, Paipa es otro de los aeropuertos más característicos, equidistante a las ciudades más importantes del departamento, considerado con grandes atractivos turísticos por excelencia, sus hoteles de alto lujo son muy apetecidos para descanso con costos muy similares a Cartagena. Es muy bonita y muy requerida para convenciones y eventos empresariales de sectores como el petrolero, farmacéutico, seguridad entre otros realizan sus convenciones allí. El aeropuerto de Tunja, que es la capital del departamento, tiene una pista de 1100 metros a 8900 pies de altura, 300 pies de diferencia con Lukla, que es la pista más peligrosa del mundo. Con ella, tenemos una oportunidad muy interesante para mostrar la gran versatilidad del avión. También está Muzo, es la zona de producción de esmeraldas, en donde están las esmeraldas más lindas del mundo. Por último, el de Puerto Boyacá, es donde está el río Magdalena puerto del rio más importante de Colombia, transporte de carga hacia la costa del país.
Cuando RUAG conoció todo esto el interés de ellos fue mayor, ya que mostraríamos la versatilidad de la aeronave en los 5 pisos térmicos con los que cuenta el departamento.

¿A dónde volarían?
La idea es cubrir toda todo el territorio nacional, integrar regiones y brindarles un servicio al centro del país, convertir a Boyacá en un HUB para Colombia. Al ver el mapa de Colombia te das cuenta de que Boyacá tiene conectividad con todo el país. Nuestra meta final es convertirnos en la aerolínea regional del centro del país.

Newsletter