Aero Latam

Una necesidad insatisfecha

El transporte aéreo en Paraguay actualmente sufre una importante demanda de rutas y frecuencias, pero la falta de una política acorde complica el desarrollo.

 

Si bien Paraguay no es uno de los países más grandes de América Latina, el escaso desarrollo del transporte terrestre complica el transporte entre ciudades, dejando al avión como la mejor alternativa para unir los distintos puntos del país. Sin embargo, la nación hoy tiene un escaso desarrollo en la materia, con solo dos empresas privadas más el Servicio de Transporte Aéreo Militar (SETAM) provisto por la Fuerza Aérea, como los únicos servicios aéreos regulares.

El mayor problema para el desarrollo es la falta de una política aerocomercial y de apoyo a los emprendimientos privados, que lleva a que las tarifas que cobran las empresas privadas sean excesivamente altos. Como ejemplo, la empresa Sol de Paraguay cobra 200 dólares por un pasaje ida y vuelta de Asunción a Encarnación, a unos 300 kilómetros de distancia. En cambio, un pasaje de Asunción a Bahía Negra (tres horas de vuelo) por medio del SETAM vale alrededor 80 dólares, debido a que tienen subsidiados parte de sus costos.

La falta de infraestructura también complica los vuelos de cabotaje, ya que muchas localidades tienen pistas pequeñas, muchas veces no pavimentadas y con pocas facilidades para el servicio de pasajeros o carga.

Las empresas

El SETAM es un servicio que ya tiene muchos años, aunque en 1998 se había interrumpido y se retomó en 2012, con los tres Casa 212-200 un 212-400 y un DHC-6-300 Twin Otter que opera el Grupo Aéreo de Transporte de la Fuerza Aérea Paraguaya, a los cuales, cuando hay demanda, se suman los dos Cessna Grand Caravan del Grupo Aéreo de Transporte Especial (GATE). Actualmente cumplen un vuelo por semana a las localidades de Concepción, Puerto Valle-Mi, Puerto Casado, Fuerte Olimpo y Bahía Negra, todos sobre el Río Paraguay. A veces, si hay demanda, se desvían a Toro Pampa que está en el interior del Chaco, al oeste de Fuerte Olimpo.
Actualmente, la fuerza está solicitando presupuesto para poder ampliar los servicios a dos vuelos semanales, debido a la alta demanda que hay.

Además, el objetivo es poder ampliar las rutas a otras ciudades, como Filadelfia, en el Chaco, Pilar, sobre el río Paraguay al sur de Asunción, Encarnación, y posiblemente Pedro Juan Caballero y Salto del Guairá, ambas en la frontera con Brasil.

Amaszonas Paraguay nació como un emprendimiento conjunto entre la empresa boliviana Amaszonas junto a Avmax de Canadá y Air Nostrum de España, con cuatro Bombardier CRJ-200 Regional Jet y ahora la empresa ha sido reorganizada con la salida de Amaszonas de la sociedad, por lo que en breve presentará un nuevo nombre.

La empresa inició una agresiva expansión de rutas por toda la región, llegando a la Argentina, Chile, Brasil, Perú y Uruguay, aunque se espera una racionalización de los mismos con la nueva dirección. En lo que se refiere a cabotaje, solamente vuela de Asunción a Ciudad del Este, la segunda ciudad en importancia del país. Actualmente es el único servicio de cabotaje en Paraguay cubierto con aviones a reacción.

Por su parte, Sol de Paraguay nace de una empresa de ómnibus, la cual a su vez pertenece a la empresa argentina Crucero del Norte. En 2010 comenzaron las operaciones con tres Fokker 100, volando a Ciudad del Este y Buenos Aires desde Asunción, pero no pudieron desarrollar una demanda para aeronaves tan grandes y con altos costos operativos, por lo que en 2012 dejaron de operar, retomando los vuelos en enero de 2016 con un único Cessna Grand Caravan. Ahora, sus rutas cubren las ciudades de Encarnación y Pedro Juan Caballero, a las que en julio de 2018 sumaron Hernandarias, todas en el este paraguayo.

Ahora, la empresa espera recibir a fin de año un segundo Grand Caravan, esperando poder sumar como destinos a las ciudades de Filadelfia, Loma Plata y Neuland en el Chaco.

 

Políticas

Actualmente, todo el oeste paraguayo carece de servicios aéreos, mientras que las localidades cubiertas tienen pocas frecuencias y con aviones pequeños, siendo los Regional Jet de 50 plazas los más grandes. La alternativa que tienen los paraguayos del oeste del país para transportarse es solamente por tierra, en rutas en muy mal estado en las que los viajes son muy largos y cansadores, por lo que el avión es la solución ideal.  Hacia el este, donde históricamente ha habido más desarrollo económico, las rutas son mejores y hay más competencia con las empresas de transporte terrestre. Sin embargo, el Chaco paraguayo viene teniendo un enorme desarrollo de la mano de la producción agrícola y ganadera, generándose una demanda creciente por mejores condiciones de transporte.

Sin embargo, el gobierno nacional saliente no tuvo una política de desarrollo aerocomercial, para facilitar la operación de las empresas, con créditos y otras facilidades para bajar sus costos, de manera de que puedan sumar más aeronaves, rutas y frecuencias, mientras que tampoco se invirtió en mejorar la infraestructura. Ahora, se espera que el nuevo gobierno pueda tomar medidas hacia el desarrollo de este sector.

 

 

Newsletter