Aero Latam Argentina Brasil Chile Colombia Ecuador Venezuela

Una pandemia de quiebras

El Coronavirus es hoy una amenaza al crecimiento económico de la región y el mundo

 

Entre las industrias más afectadas por este virus originado en diciembre en China se encuentran las aerolíneas, debido a la decisión de suspender los vuelos, con el fin de evitar una mayor propagación. Se prevén millonarias pérdidas económicas.

Las líneas aéreas empiezan a sentir los primeros devastadores impactos, la demanda de pasajes disminuye rápidamente tanto en líneas aéreas regionales como internacionales, ya que la gente canceló vuelos tanto de placer como de negocios; además de medidas de restricción de entrada y salida que tomaron algunos países del mundo.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) advirtió que la industria podría necesitar hasta US$ 200 mil millones en ayuda de emergencia, idea que también fue amparada por la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) que sostuvo que, sin ayuda gubernamental, las empresas sufrirán una pandemia de quiebras.

Cabe destacar que el brote del virus borró un 41% (o US$ 157 mil millones) del valor de mercado de las 116 aerolíneas del mundo que cotizan en bolsa y muchas están consumiendo su efectivo tan rápido que ahora pueden cubrir menos de dos meses de gastos. Debido a esto, varios empresarios del sector aeronáutico anunciaron la necesidad de medidas para ayudar a las empresas más afectadas.

 

Aerolíneas y decisiones de algunos gobiernos

Dada esta situación, la mayoría de las líneas aéreas ve cómo se reducen drásticamente los ingresos, que no son suficientes para cubrir los altos costos fijos necesarios para mantenerse operativas.

Ante este escenario, por ejemplo, el gobierno italiano anunció que volverá a nacionalizar a la compañía aérea Alitalia.

El Senado de Estados Unidos ayudará con US$ 50 mil millones en préstamos para aerolíneas que tienen problemas de liquidez, delta notificó ante la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC, su sigla en inglés) que recortará un 50% el sueldo a sus altos ejecutivos y reducirá sus operaciones a un tercio de su capacidad, mientras que Latam recortaría a un 50% los sueldos de sus empleados durante tres meses.

El gobierno de Australia refinanciaría y eximiría de cargos a aerolíneas, como las tarifas domésticas por control de tráfico aéreo, por US$ 430 millones. Cabe destacar que Qantas Airways ya suspendió a la mayoría de sus empleados y canceló todos los vuelos internacionales desde finales de marzo hasta fines de mayo.

La asociación que regula la aviación civil de Taiwán sostuvo que sus aerolíneas podrían solicitar subsidios y préstamos con fechas retroactivas al 15 de enero.

Flybe, la aerolínea inglesa de bajo costo transportaba ocho millones de pasajeros al año entre 56 aeropuertos en el Reino Unido y Europa con más de 210 rutas en 15 países. Debido a esta crisis, se declaró quiebra.

Con respecto a Brasil, el ministro de Infraestructura, Tarcísio Gomes de Freitas, anunció una serie de medidas que tienen como objetivo aliviar el impacto económico que la pandemia del coronavirus está teniendo en los diferentes actores del transporte aéreo. Cabe destacar que alrededor del 85% de los vuelos internacionales y 50% de los vuelos domésticos fueron cancelados en Brasil debido a la caída en la demanda y a las restricciones fronterizas dispuestas por varios gobiernos de la región y el mundo. De esta manera, desde el ministerio aseguraron que se están anticipando a los problemas que pueden surgir de esta crisis.

 

 

Complicada situación en la región

Cinco de las aerolíneas más grandes de la región, Latam Airlines Group SA, Gol Linhas Aereas Inteligentes SA, Azul SA, Avianca y Volaris vieron desaparecer US$ 12.000 millones de su valor de mercado desde finales de enero. En promedio, sus acciones cayeron 78% en términos de moneda local.

No se esperaba que las compañías latinoamericanas, que operan lejos de China y casi no tienen vuelos directos a Asia, sintieran los mismos impactos masivos que en otras partes del mundo cuando comenzó el caos del coronavirus a principios de este año. Las principales aerolíneas de la región ahora están cediendo junto con sus homólogas estadounidenses y europeas, lo que resalta la rapidez con la que la crisis ha afectado a toda la industria. Avianca sería la compañía más arriesgada en ese sentido, considerando su elevado apalancamiento. Los bonos con vencimiento en 2023 cayeron a 30 centavos por dólar y también se vieron afectados los de Aeroméxico con vencimiento en 2025

La panameña Copa, es la que se encuentra mejor. La compañía tiene menos deuda y garantías para pagar un préstamo, mantiene una sólida posición financiera, con bajo apalancamiento y alta liquidez. Igualmente, redujo la capacidad en 80% para abril y no descarta un cierre temporal de sus operaciones.

 

Comunicado de ALTA

ALTA expresó su preocupación sobre el Coronavirus, su impacto en las aerolíneas y cómo puede afectar a las economías regionales, que son un motor para múltiples sectores de la economía global.

La industria aérea estaba creciendo en América Latina y el Caribe y, en 2019, alcanzó su décimo sexto año consecutivo de crecimiento, con más de 300 millones de pasajeros transportados por las aerolíneas de la región. La industria de viajes y turismo se había consolidado como un importante motor de las economías, representando el 15,5% del PBI del Caribe y el 9.3% de América Latina, generando el 13.5% de los empleos en el Caribe y el 8.2% en América Latina.

Debido a esta pandemia, ALTA solicitó a la región mantener un contacto fluido con las aerolíneas para informar y coordinar de manera efectiva cualquier medida de control de ingreso o formulario de salud requeridos por los distintos Estados, flexibilizar las reglas de asignación de “Slots” en aeropuertos como medida excepcional para garantizar que las bajas de demanda o cancelaciones de vuelos no afecten los cumplimientos históricos de las aerolíneas necesarios para la planificación de la siguiente temporada de vuelos, reducir de manera general los costos a la industria para atenuar la afectación causada por esta situación excepcional (impuestos, tasas y cargos) y ajustar condiciones laborales como medida de contingencia para garantizar empleos en la industria durante esta situación de emergencia de salud pública. Es importante destacar que ALTA se puso a disposición de las autoridades de la región para evaluar las medidas recomendadas y accionar políticas alineadas con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud como medidas urgentes para minimizar la propagación del virus, al tiempo que se garantiza la viabilidad de la industria mientras se retoma la estabilidad de las operaciones.

 

 

En toda crisis siempre hay una oportunidad, los jets privados

Esta vez les tocó a los jets privados, quienes durante estas últimas semanas se vieron beneficiadas debido a la cantidad de cierres de vuelos de las aerolíneas comerciales. Los

operadores de alquiler de jets privados en Estados Unidos, que operan bajo Regulaciones Federales de Aviación (FAR) 135, se vieron beneficiados por la situación, lo que hizo que su demanda aumentara de manera significativa: multiplicada por 10. Por ejemplo, los vuelos de Miami a Nueva York, que pueden estar en el orden de 20.000 dólares en un jet de tamaño mediano, están siendo reservados con antelación y algunos operadores tienen sus aviones con reservas copadas.

Generalmente, la mayoría de estos tipos de vuelos los realiza gente de nivel económico alto, aunque con esta pandemia se dieron casos de personas que nunca volaron en avión privado.

Mientras esta pandemia continúe se prevé que el negocio aeronáutico empeore.

 

 

 

Newsletter